We Need to Talk About Kevin (UK, 2011) Dirigida por Lynne Ramsay



Palmarès
2011: Festival de Cannes: Mención especial al mérito técnico: Joe Bini y Paul Davies por el montaje y el sonido, Nominada a la Palma de Oro.
2011: National Board of Review: Mejor actriz (Swinton)
2011: Premios del Cine Europeo: Mejor actriz (Swinton)
2011: Globos de Oro: Nominada a Mejor actriz dramática (Swinton)

Now when I think of my mother dear And how often she did [felt her] cheer My wondering mind was going astray Was saying son, "Accept the way." -  Washington Phillips

 Lynne Ramsay se inició con el cortometraje “Small Deaths”  que ganó el Premio del Jurado en Cannes 1996, sus visitas al certamen francés fueron más seguidas con sus siguientes películas, valiéndole buenas críticas y números premios. Sus cintas Ratcatcher , Morvern Callar la colocaron en el panorama mundial. En 2005 un estudio de Hollywood la contrató para llevar al cine “The lovely bones”, el libro de Alice Sebold sobre los recuerdos de una joven asesinada, pero su guion  no convenció al estudio ("Querían una réplica del libro", comenta la directora), finalmente fue Peter Jackson el elegido y la escocesa tuvo que afrontar una depresión que puso en peligro su salud, según reconoce ahora. Pasó 6 años sin poder dirigir. En 2007 “The Guardian” publicó su lista "The world's 40 best directors", Ramsay figura en  el puesto  #12. Su última película fue presentada en el Festival de Cannes 2011, cosechando buenas críticas.
“We Need to Talk About Kevin” está basada en la novela de Lionel Shriver. En ella se narra la tormentosa relación de  una madre (Tilda Swinton) y su hijo Kevin. Eva es  autora y editora de guías de viaje,  está casada con Franklin (John C. Reilly), un exitoso fotógrafo que trabaja en publicidad, llegando a los cuarenta años deciden tener un hijo, el resultado es Kevin, un producto macabro y perturbador. La película está estructurada con saltos en el tiempo, flashbacks que no marean y que pintan de sangre los planos, llenándonos de incertidumbre, el ritmo se mantiene constante. La  figura paterna  parece ser invisible, no por el trato que tiene para su familia, si no por el tratamiento que se le da en el filme, la actuación de John C. Reilly es correcta pero secundaria, la tensión aparece cuando madre e hijo se enfrentan todo  lo demás parece desaparecer a su alrededor.
El filme  expone los factores necesarios en la formación de un joven perturbado, dispuesto a quedarse en la vida de su madre, sin importar las consecuencias sociales. La evolución de Kevin(Roca Duer y Newell Jasper en los papeles de Kevin en la infancia) es totalmente macabra, desde  su niñez se puede notar cierto sentimiento de rechazo hacia su madre,  personalmente, este Kevin me pareció aterrador,  un personaje digno de cualquier película de terror. Kevin adolescente interpretado por  Ezra Miller, es la última etapa de la evolución del monstruo.  
Tilda Swinton realiza una espectacular actuación en el papel de una madre que da un repaso por su pasado para tratar de comprender las actuaciones de su hijo y luchar contra los sentimientos de culpa que la agobian, una intensa relación de amor y odio que condiciona la identidad de su hijo. Una  contradictoria relación de lo que debería ser  la crianza normal de los hijos, dando lugar a la formación de un rencor profundo. Eva siente que parte de su placer ha sido frustrado por el nacimiento de Kevin, trayendo con ello consecuencias desastrosas. En el último plano suena Mothers Last Word To Her Son  de  Washington Phillips, mientras la búsqueda  de las acciones continúa, una combinación  terrorífica.


Una madre que ni recibiendo altas dosis de prozac podrá salir del estado en que se encuentra.  Yo estoy moribundo ante  semejante planteamiento. En conjunto, es un cuento de terror bien estructurado, excelente fotografía (predomina el color rojo en algunas escenas), excelente montaje, gran labor  de dirección y  una Tilda Swinton brillante.

8/10

2 comentarios:

  1. Me gustó muchísimo, la verdad, y comparto con prácticamente todo lo que decís. No suena descabellado, tampoco, sugerir que ésta pueda ser una película de terror. Una macabra combinación de géneros en una película de primera.

    Enormes sus intérpretes.

    Saludos.

  2. Olvin Otero dijo...

    Si, totalmente una película de terror. De lo mejor de este año.

    Saludos Rodrigo.

Publicar un comentario