Pichinguitos: TGUS la película (Edgar Rodríguez Bustamante, 2014)


El cine de animación en Honduras ha dado muestras muy interesantes que dejan al descubierto el talento de muchos realizadores, de una industria joven pero en pleno desarrollo, muchos ejemplos se han visto en la publicidad, pero se encuentran muestras de cortometrajes muy atractivos como Virus de Omar Carías, Alberto Solo de Michael Baruch, o ese fenómeno llamado Oscuro Cardinal de Adrián Guerra, los últimos dos directores muy activos en cuanto producciones. Guerra, a través de crowdfunding logró reunir a más de 25 profesionales para producir  su ultimo corto 3D, aun sin fecha de estreno.
Corría el año 2004 cuando Crisis Existencial,  -el primer largometraje animado del país- , recorría en silencio algún festival de cine. La cinta en cuestión, un manual filosófico con diálogos y situaciones de corte existencial con un concepto animado atrayente que bien podría funcionar como una cinta pedagógica. Realizada por un grupo de jóvenes entre los que figuraba Edgar Rodríguez Bustamante. Desde esa fecha, 11 años han pasado, Bustamante, deja a un lado el anonimato y presenta Pichinguitos: TGUS la película, el primer largo animado en ser estrenado de manera comercial. 

Pichinguitos: TGUS la película. Es un carnaval descarado, folclórico y lleno de desfachatez, que muestra un día cualquiera en una ciudad (Tegucigalpa), donde la anarquía reina con tono pícaro y personajes populares. 

La premisa de la cinta y sus imágenes, indican el estilo de la producción, pero más importante: que debemos esperar. La cinta comienza con unos vertiginosos 30 minutos, donde la insolencia llega a niveles elevados y el alboroto es mayor. A ratos descontinuada por segmentos que parecen inconexos y por  falencias de un guión tenue.  La técnica de animación, muy similar a Crisis Existencial,  acorde a su contenido, el concepto lo vale. La cinta se hace acompañar de una poderosa banda sonora. 
Lo que sí es claro, es que se concibió el segmento de población al que llegaría, por el mismo lenguaje y contenido. En ese punto  la cinta se atreve y no le apuesta a lo seguro, aunque peca  en pretender instaurar una prédica de un cine de valores,  pero se aleja de su cometido al querer abarcar mucho. Los personajes por el contrario se vuelven toda una curiosidad, dioses Mayas, superhéroes, robots y personajes del folclor e identidad nacional en un ambiente anarquista y aunque el desfile de ellos es largo, hay algunos que encantan.

Pasada la primera media hora, el despegue galopante se acaba, se diluye, se esfuma y se empieza a sentir la cantidad de personajes y temas, los minutos se vuelven soporíferos, la flaqueza del guión se comienza a sentir, los gags se vuelven sedantes, se desgastan, mientras otros serían graciosos de no estirarlos más de lo necesario. En cierto modo se sienten alusiones irónicas de otras cintas, pero se hace de manera astuta. 


TGUS es una cinta bizarra porque se atreve inicialmente en mostrar un cine no tan académico en un género en pañales y con pocos recursos, pero que finalmente le apuesta a un discurso redentor encauzado en la crítica social que se siente forzada y a ratos irritable. 


Calificación: 4/10

Vic+Flo Saw a Bear (Denis Côté, 2013)

Séptimo largometraje de Denis Côté, un director – también es crítico de cine-  que se reinventa con propuestas arriesgadas e impredecibles.  Cada cinta es una aventura distinta, cada título encierra misterio, poco importa si ya aparecieron los créditos, las respuestas pueden o no, venir hasta después. Côté regresó a la Berlinale 2013 donde un año antes presentó su documental Bestiaire (reseña). Con  Vic+Flo Saw a Bear  ganó el Premio Alfred Bauer, un reconocimiento dedicado a las cintas que abren nuevas perspectivas.  

La película cuenta la historia de Vic, una mujer de 61 años que acaba de salir de prisión y se refugia en una cabaña solitaria, buscando un poco de paz y tranquilidad. Le acompaña Flo, también ex convicta con quien se toma el día para explorar el paisaje, pero sus alrededores y el bosque mismo, esconde muchos secretos y temores ocultos. 
Siempre en ambientes rurales, jugando con los personajes y exponiéndolos solo lo necesario a las multitudes, el ambiente de soledad  y aislamiento  es siempre el mismo, algo muy recurrente en las cintas del realizador quebequés, como ya lo demostró con Curling (reseña).  Côté sugiere mucho con el título de la cinta, lo que ocasiona sospechas y un sentimiento de amenaza que se prolonga en el metraje. Vic+Flo sigue la historia de dos mujeres que comparten sentimientos  en común, ambas buscan la paz  pero no tratan de reconstruir su vida, tratan de buscar una causa para comenzar de nuevo. Côté le impregna su sello diferencial, es una historia oscura llena de mucha simbología, en este caso no se preocupa por el descubrir, contrario a ello importa más el describir, la cinta bien podría separarse por escenas y analizarlas por separado y habría mucho que contar. 
Con su cámara estática, el director se dispone a presentar - con ritmo adecuado- los personajes, uno de sus recursos más destacados, cada uno bien construido. Pierrette Robitaille (Vic) y Romane Bohringer (Flo), brillan en los papeles principales, los secundarios destacan en conjunto e intimidan individualmente. La cinta navega entre la comedia negra con tintes de terror y fantasía. Las sospechas y el paso del tiempo cobran factura, el enfoque a la vejez, la soledad y el olvido, sirven para sacar a flote las frustraciones humanas en el complejo mundo de las relaciones personales. El realizador logra dibujar lo invisible, con reiteradas alegorías y alejado de convencionalismos, con una narración que no precisa en explicar cada elemento, el minucioso director canadiense Denis Côté, escribe y dirige una atípica cinta de amor o redención que recomiendo ver. 

Calificación: 7/10

Ranking 2013: Las 10 mejores películas de 2013

La selección de lo mejor del año, siempre es algo personal y en muchos casos controversial. No se pretende quedar bien con nadie, es la simple tarea de compartir las cintas que más impacto positivo provocaron tras su visionado. Una manera mas de disfrutar el cine, de amarlo y encontrar en el mismo, una salida a otros mundos. Con muchos títulos por ver, es una lista modificable. El resumen solo incluye películas con fecha 2013. 


Menciones especiales: 
21. L'inconnu du lac / Stranger by the Lake de Alain Guiraudie 
20. The Rambler de Calvin Reeder  
19. Pozitia copilului / Child's Pose de Calin Peter Netzer 
18. Europa Report de Sebastián Cordero
17. Workers de José Luis Valle 
16. A Field in England de Ben Wheatley 
15. Dolgaya schastlivaya zhizn /A Long and Happy Life de Boris Khlebnikov 
14. Behind The Candelabra de Steven Soderbergh 
13. Seré asesinado de Justin Webster 
12. Le passé de Asghar Farhadi 
11. Before Midnight de Richard Linklater 



10. Nugu-ui ttal-do anin Haewon/ Nobody's Daughter Haewon de Hong Sang-soo
De personajes relacionados con el cine, alcohol, cigarros y pajeas disfuncionales, es otra cinta incomoda y mágica, otra de Hong Sangsoo (reseña). 


9. Krugovi/Circles de Srdan Golubovic
Restos de la Yugoslavia socialista, un posible genocidio, odio y un conflicto que dejaría huellas profundas. De la amistad, de las injusticias humanas y del temor, tan pacifica como tormentosa, así se presenta la propuesta serbia del año (reseña)

8. Les salauds de Claire Denis
Un mundo misterioso, una atmósfera de intranquilidad absoluta, Les Salauds goza de una belleza perversa,  pasiones oscuras y vigilantes silenciosos. Muchos secretos y el regreso de Claire Denis, que no dejará indiferente. Actuaciones, montaje y banda sonora impecables. 
7. The Congress de Ari Folman
Imagen real y animación, una combinación demoledora e impactante. Tras su excelente Vals con Bashir(2008), Ari Folman regresa al cine y lo hace por todo lo alto. El universo que ha creado es algo hermoso con una historia compleja, un mundo decadente, un homenaje al cine, una visión a futuro.
6. Gloria de Sebastián Lelio
Gloria emociona y remueve todo. Un estudio casi mágico, pero creíble y en tono cómico a una etapa, una mujer que se niega a sucumbir en el tiempo. Soberbia, excelente e inolvidable actuación de Paulina García. 

5. La vie d'Adèle - Chapitre 1 & 2 de Abdellatif Kechiche
Cannes se rindió ante esta historia de amor entre dos mujeres. Poco importa si Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux fueron torturadas por Kechiche, sus actuaciones lo valen. Una de las historias más hermosas del año, 180 minutos que se pasan en un suspiro, pero que se queda en la mente.  
4. Moebius de Kim Ki-duk
Tras ganar el León de Oro, Kim Ki-duk regresó a Venecia y presentó una cinta divertida y dispuesta a revolver el estómago. 90 minutos de depravación, sadismo y personajes totalmente enfermos, 90 minutos sin diálogos.  Provoca y toca fondo. Una comedia ácida con mucho sexo. 
3. Only God Forgives de Nicolas Winding Refn
Bangkok se cubre sangre y Refn nos inyecta una droga,  nadar entre viseras y ver la verdad a través de sus luces de neón. Al muy estilo de su Valhalla Rising (2009), un argumento con lo básico y dispuesto a provocar. Un gran director una cinta incomprendida que recibirá su merecido con los años. 

2. Upstream Color de Shane Carruth
A nueve años desde que  mostrara  su inquietante Primer (2004), el matemático Shane Carruth  deja atrás los conceptos físico-matemáticos para hacer un acercamiento casi exclusivo a la naturaleza. Una historia de amor, de descubrimientos.  Upstream Color es desafiante y original (reseña).
1. La grande belleza de Paolo Sorrentino
Roma es un carnaval mayúsculo. Un escritor rodeado de intelectuales y la burguesía italiana, trata de encontrarse en un universo decadente. Exagerada, poética y grotesca, melancólica, depresiva, brillante. Toni Servillo se come todo, es gigantesco, en La Grande Bellezza todo es grande y bello. Tan poderosa que es imposible no pensar en el universo Fellini. La mejor película de 2013.