Boleto al paraíso/Ticket to Paradise (Cuba, 2011) Dirigida por Gerardo Chillona

Palmarés
2011: Festival de Sundance: Seleccion World Fiction Films
2011: Festival de cine español de Malaga: Sección Territorio Latinoamericano: Biznaga de Plata
2011: Festival de Cine de La Habana en Nueva York: Mejor Película



“Felices los normales, esos seres extraños, los que no tuvieron una madre loca, un padre borracho, un hijo delincuente, una casa en ninguna parte, una enfermedad desconocida…” - Roberto Fernández Retamar. 


Sinopsis: Cuba, 1993.Las historias que dieron pie a Boleto al paraíso son hechos reales narrados en el libro Sida: Confesiones a un médico de Jorge Pérez Ávila. Historias del sanatorio Los Cocos, en Santiago de las Vegas. 

Para entender la historia de Bolero al Paraíso, tendremos que repasar un poco de historia y ahondar en el llamado “Período Especial”. Un largo período de crisis económica en Cuba, que comenzó en 1991 tras el colapso de la Unión Soviética. En esos años, miles de cubanos decidieron huir de la pobreza de manera desesperada, tratando de alcanzar las costas de Florida, navegando en lanchas, algunos logrando llegar a su destino otros no. 


El sida no había hecho su aparición en Cuba, sino a mediados de los ochenta a través de los soldados que el gobierno había enviado a la guerra civil de Angola. Mientras el mundo le hacía frente a esta extraña enfermedad, el gobierno manifestaba que se trataba de un virus creado por USA. Una vez en la isla, el gobierno de Fidel Castro decidió encerrar a estos primeros enfermos en sanatorios, no los dejó salir en años, e investigó en su historial sexual, rastreando sus contactos para detenerlos, analizarlos y, en caso de estar contagiados, aislarlos también.. (www.cubanet.org/

Al estilo roadmovie acompañamos a un trío de frikis (Así les dicen en Cuba a los metaleros), jóvenes procedentes de familias desestructuradas, abusados y amantes del rock. Yo ignoraba que en Cuba el rock estaba prohibido y podía llevarte a la cárcel por estar considerada “propaganda imperialista”, que estupidez más grande. Ya con esto está clara mi postura, ni chiflado hubiera seguido a Fidel. 
En estos sanatorios los enfermos recibían un trato exquisito, tenían buena comida, un cuarto propio y limpieza. Estas noticias llegaron a oídos de la población, realizando actos de  extrema desesperación. Estoy un poco aturdido, lo relatado en el film  era la vida misma, algo real. No es nada fácil asimilar una idea de esta magnitud, y aunque sucedió me cuesta entenderlo. El director nos mete el dedo en la llaga con las historias de los protagonistas, abusos sexuales de un padre a su joven hija, padres alcohólicos y abusadores, drogas, mucha ignorancia y una vida sin futuro prometedor. Está claro que los protagonistas no sabían en lo que estaban metiendo, pero no podemos juzgar los actos sin experimentar los hechos. Surge un pequeño romance y eso hace que el film tome un giro difícil al enfrentarse a la presión de la sociedad cubana. Temas como la delincuencia, la prostitución, la falta de vivienda y la política son abordados. 

Un film que mezcla la comedia y el drama de manera inteligente, personajes sinceros y que atrapan con sus grandes actuaciones, una gran labor de dirección, buenos diálogos y una historia desgarradora. Película recomendada. 

8/10 

1 comentarios:

  1. Es una gran película . Algo difícil de entender pero muy realista. Los actores son muy buenos y la historia también . Yo la vi dos veces para entender los detalles

Publicar un comentario