Casa de mi padre (USA, 2012) Dirigida por Matt Piedmont


Vacas, caballos y Will Ferrell aparecen en la primera escena, un aire a western pero con música novelesca, seguidamente unos labios rojos y carnosos anuncian el título del filme, es Christina Aguilera cantando La casa de mi padre, (su letra es tan bizarra) mientras corren los originales créditos iniciales  de este proyecto. La cinta está protagonizada por Gael García Bernal, Diego Luna, Pedro Armendáriz Jr. y  Genesis Rodriguez. Se trata del debut como director de Matt Piedmont (habitual guionista de 'Saturday Night Live'). Pues este gringo ha decidido hacer una parodia  del estilo de vida de los mexicanos.  La cinta tuvo su estreno en el Festival de Cine South by Southwest 2012 (SXSW). 

La historia es tan sencilla, que ahora que lo pienso no pasa nada, tomando en cuenta que  se trata de una burla a los argumentos de novelas, el objetivo lo han logrado. La cinta está rodada completamente en español y se la han ingeniado para que tenga un estilo chafa a telenovela. Intentaré contar como va su historia: Armando Alvarez (Will Ferrell) ha vivido y trabajado en el rancho de su padre (la casa de su padre) en México toda su vida, siempre lo han considerado alguien medio tonto, su rancho atraviesa por dificultades pero su progenitor (Pedro Armendáriz Jr) confía que con la llegada de Raul (Diego Luna) su hijo más joven, todo saldrá adelante. Lo que parece un negocio “limpio” resulta ser puro tráfico de drogas y desata una guerra contra el narco mayor, el narco de los narcos mexicanos,  el poderoso Onza (Gael García Bernal). Pero Armando es el único que podrá salvar con valentía el honor de la familia Álvarez y ganar la mano de su verdadero amor, Sonia (Genesis Rodriguez).
El estilo visual es una ¿burla? ¿tributo? a las películas setenteras, situaciones absurdas con bajísimo presupuesto (como notar que es un muñeco de trapo al que arrastran). Alguna que otra situación divertida principalmente del lado musical, comenzando con la cursi letra del opening a cargo de Christina Aguilera y por supuesto las intervenciones de Farrell como en la canción  Yo No Se  (confieso que me divertí mucho escuchando esta parte).

La actuación de Farrell resulta ser como el atractivo casi de circo, un personaje absurdo y extravagante, por el que nos vemos atraídos, sin olvidar que el resto de actores son de alto perfil pero simplemente cumplen su papel sin pasar a más. Eso sí, muy sutilmente se tocan temas muy delicados como la migración y esa marcada discriminación  hacia los mexicanos y los problemas del narcotráfico. En algún momento, -  un encuentro fraternal que debería existir entre todos los latinoamericanos - se manifiesta: Will Ferrell dice: "No todos los mexicanos somos narcotraficantes", a lo que un policía fronterizo contesta: "No todos los americanos somos malos". La verdad es que la película es mala, pero creo que me sacó unas buenas risas, no la defendería pero si les invitaría a verla sin esperar mucho, más que las tonterías a cargo de Will Ferrell.



Pistolas, disparos, sangre, sexo, escorpiones, tigres sabios  y rancheros mexicanos.

Calificación: 3/10 

2 comentarios:

  1. Pabela dijo...

    A pesar de lo mucho que lo odian a este tipo a mí me hace reir siempre y aunque muy guarro y bizarro, cosa curiosa porque no me suele atraer ese tipo de cine, me engancha siempre; quizá porque justamente jamás me lo tomo en serio. Esta tengo muchas ganas de verla.

  2. Olvin Otero dijo...

    De que te divertís no hay duda Pabela, a mi me sacó unas cuantas risas. De Ferrell creo que es la segunda película que veo. En resumen la cinta se presta para pasar un rato agradable.

    Saludos Pabela.

Publicar un comentario