The Oregonian (2011,USA) Dirigida por Calvin Lee Reeder


Dedicado a realizar desconcertantes cortos, el director Calvin Lee Reeder hizo su debut en el terreno del largometraje en el  Festival de Sundance 2011. Uno o más de sus cortos han influenciado a la película, habrá que estar atentos. Escribir sobre la sinopsis es algo difícil, pero en términos generales The Oregonian sigue a una mujer de Oregón(vaya, por eso el titulo) que despierta de un accidente automovilístico, se encuentra perdida en una carretera, en medio de la nada, en el trayecto hacia algún lugar, encontraremos camioneros, mujeres risueñas y  extraños seres que puedan habitar en un lugar como este, las cosas se complican si  nos alejamos hacia lo profundo de la jungla. 

Acompañamos a nuestra Alicia (Lindsay Pulsipher, True Blood), por un bosque  lleno de susurros extraños, las plantas nos observan, y las miradas invisibles están siempre presentes (Parecido al bosque el Edén, de Anticristo-Lars von Trier). La frondosidad de los arboles infunden terror e inquietud. Esto solo es el comienzo de un desfile de situaciones extrañas acompañadas con personajes como sacados de un catálogo de David Lynch. Es imposible no recordar algunas grandes obras del mismo genio como: Lost Highway (1997), Mulholland Drive(2001). Se suben a la canasta de los recuerdos, los cortos de Necrophagia en su fenomenal Through The Eyes Of The Dead, especialmente el primero que guarda un gran parecido a la apariencia física del camionero de The Oregonian. Referencias a “El Topo” de Alejandro Jodorowsky son evidentes, personajes y gestos similares a “La Hora del Lobo” de Ingmar Bergman. 

El montaje se encarga de volver todo extraño, con una filmación amateur que rinde tributo a las películas de Serie B de finales de los setenta y principios de los ochenta (a lo Death Proof de Tarantino). La paleta de colores utilizada es digna de cualquier viaje ácido con LSD.  No hay muchos diálogos y tampoco hacen falta, las imágenes se encargan de narrar todo lo necesario. Como suele suceder en este tipo de cintas, las referencias sexuales y su rango demencial son muy altos. Creo que The Oregonian presenta una historia profunda sobre el pasado del personaje principal y las consecuencias futuras de sus actos. 
Pero ¿Realmente existe una explicación racional a los hechos? Creo que el director quiere dejarnos concluir lo que se nos venga en gana. La historia se vuelve cada vez más fuerte y las respuestas escasean.  Es interesante ver que hay realizadores atrevidos a presentarnos sus visiones particulares de la vida, películas recientes como: Püha Tõnu kiusamine(Estonia, 2009) o la poética Finisterrae(España, 2010), tendrán algún parecido a la muestra en estudio. Se agradece a Sundance por apoyar siempre a proyectos tan audaces como este, sin su amparo  sería  difícil acercarnos a estos jóvenes y originales directores. 

The Oregonian  es un experimento visual muy interesante y dejando a un lado el formalismo, es pura necrofilia y eyaculación lynchiana. Una exquisitez para cualquier amante del cine alternativo-experimental. 

8/10 

6 comentarios:

  1. Vos pensá ésto, che:
    En cuatro párrafos nombraste a David Lynch, a Lars von Trier, a Quentin Tarantino, Ingmar Bergman. Digamos que sos muy bueno vendiendo películas, eh.
    Espero verla pronto.

    Saludos.

  2. Olvin Otero dijo...

    Jajaja es cierto, con esas referencias quien se resiste no.? Mirala y luego hablamos Rodrigo, me gustaría saber que pensas.

    Saludos.

  3. Sebastian N. dijo...

    Hola soy Sebastián, escritor y editor de Film Focus, un blog dedicado a la publicación de festivales, ciclos y proyecciones cinematográficas con el fin de promover la cultura cinéfila. Este año estoy organizando un proyecto entre-blogs llamado Maratón de Cine Bloggers 2012 y quisiera que formes parte del proyecto (filmfocus-la.blogspot.com/2012/03/maraton-de-cine-bloggers-2012.html). Espero tu respuesta. Desde ya muchas gracias.

    Sebastián Nadilo

  4. Olvin Otero dijo...

    Hola Sebastián. Me parece fantastica la idea, ahora mismo te envio el mail.

    Saludos.!

  5. Arion dijo...

    Hola, he quedado encantado con tu blog. Sobre todo porque eliges películas interesantes. The Oregonian, por ejemplo, me ha llamado bastante la atención. Se nota que eres un buen cinéfilo. Acabo de leer tu reseña sobre Sala Samobojcow, una película que me ha parecido fascinante. También he escrito un comentario sobre el film en IMDB y en mi blog:

    www.artbyarion.blogspot.com

    Saludos.

  6. Olvin Otero dijo...

    Hola Arion. Me alegra que te guste el blog, gracias por tus palabras. Dale una oportunidad a The Oregonian, es una película con un concepto bien interesante. Sobre Sala Samobojcow, pues que decir, aunque la destrocé con la calificación, (por las razones expuesta en la reseña, un poco tonto de mi parte la verdad) también destaco las cosas buenas. Quizás exagero un poco, pero es que me molestó que siendo una película sobre alguien como Dominik y quedó tan bien. Pero en términos generales no es mala y me interesa mucho el trabajo del director.

    Saludos Arion, me daré una vuelta por tu blog.

Publicar un comentario