Habemus Papam (Italia, 2011) Dirigida por Nanni Moretti


Palmarès
2011: Festival de Cannes: Nominada a la Palma de Oro
2011: Nastri de plata: 6 premios: Mejor película, Mejor director Fotografía, Vestuario, producción.
2011: Golden Globes, Italy: Mejor Película
2011: Premios de Cine Europeo: En pre-selección 

Queridísimos hermanos y hermanas ¡Habemus Papam!

Estamos en el Vaticano, el Papa ha muerto y se prosigue con la tradición católica, todos los rituales respectivos, se dirige a la Plaza San Pedro pero algo pasa, nuestro Papa comienza a hacer una rabieta como niño de 6 años, un ataque de pánico incontrolable, no quiere dar su discurso…



Comenzando nos damos cuenta que estamos frente a una comedia que juega con los gestos de los personajes, de hecho cada gesto de los cardenales me ha sacado buenas risas. La iglesia católica entra en desesperación y llevan a un psicoanalista (interpretado por el mismo Moretti) para que ayude al Santo Padre a encontrar el camino de la verdad.
Una actuación entusiasta y simpática de  Michel Piccoliin, él es el alma del film, igual que los personajes de los cardenales, hay un gran elenco.
Hay ciertas escenas como la del “campeonato” que siento que Moretti andaba perdido,  francamente me gusto esa actuación, de hecho me hubiera gustado más esa escena (que es de las mejores) sin su presencia.

Cambia lo superficial
Cambia también lo profundo
Cambia el modo de pensar
Cambia todo en este mundo

Cambia el clima con los años
Cambia el pastor su rebaño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Si, es Mercedes Sosa  y su tema Todo Cambia, utilizado en una  de las escenas más divertidas de la película.




“Todos nosotros que tenemos la fortuna de creer entender las cosas, pero desde hace un tiempo nuestra iglesia tiene dificultad en entender las cosas . A menudo hemos tenido miedo de admitir nuestras culpas.”




Los primeros 40 minutos son divertidísimos, poco a poco el film comienza a meterse en otros campos y los momentos cómicos son más esporádicos, eso si el final es impresionante, me dejo perplejo será porque no me lo esperaba, pero me impacto de fondo suena el Miserere de Arvo Pärt, un final inesperado  e impactante, me encanta.
La película no se atreve a más y nos termina dando una lección humana,  de vocación, de nuestros deseos frustrados de como perseguir nuestros sueños,  una verdadera lástima que no se atreviera a más.  Pudo ser, pero no fue. Es como que quiso entrar en el tema de la perdida de fe, pero a mitad de camino se arrepintió de hacerlo.  Aunque no deja de ser una comedia decente que debe ser vista. 

6/10 

2 comentarios:

  1. Pensé que te había firmado, pero creo que te comenté que sí, me gustó. De hecho, subí la crítica hace cosa de una hora. Y "Todo cambia" me encantó, puesta en el momento justo, y además, es la joya que nos dejó una ídola como la Negra Sosa, cuya música me encanta.

    Un peliculón. Me había quedado la duda de por qué me resultaba familiar el rostro del protagonista. Era el de "Belle toujours" (esa suerte de homenaje a la película de Buñuel, que hizo Manoel de Olivera), de ahí me resultaba conocido!
    Cinco años y está idéntico.

    Saludos.

  2. Olvin Otero dijo...

    Si, esa secuencia me encanta. Pues a mi me gustó, pero siento que le falto arriesgarse a mas, en resumidas que tocara temas incómodos para la iglesia.

    Me dispongo a leer tu critica.

    Saludos.

Publicar un comentario